El Gobierno de Castilla-La Mancha ha resuelto definitivamente la adjudicación de las ayudas del Programa ‘Garantía +55’. Así lo ha dado a conocer el portavoz del Ejecutivo regional, Nacho Hernando, que ha confirmado que, en total, el Gobierno de García-Page ha destinado a este programa más de 5,3 millones de euros, beneficiando a casi 1.800 personas.

Todo ello, gracias a una ampliación de la inversión que, como ha destacado Hernando, “no ha dejado fuera a ningún consistorio ni organización que lo haya solicitado”, de tal manera que en él van a participar 238 ayuntamientos de la región y cinco entidades sin ánimo de lucro que desarrollarán más de 360 proyectos.

Así, en la provincia de Ciudad Real hay 67 entidades locales que pondrán en marcha 113 proyectos, con 637 contratos de colaboración social; en Albacete, hay 51 ayuntamientos, que llevarán a cabo 72 proyectos que beneficiarán a 425 personas; en Toledo, serán 62 las entidades locales de la provincia que realizarán 101 proyectos en los que participarán 416 personas; en Guadalajara, 25 ayuntamientos que llevarán a cabo 34 proyectos para 172 personas; y en Cuenca, se han registrado 33 ayuntamientos que aplicarán 40 proyectos en los que participarán 120 personas desempleadas mayores de 55 años.

En este sentido, el portavoz del Ejecutivo regional ha destacado que cuando termine la ejecución de este programa, “más de 4.000 personas desempleadas mayores de 55 años habrán tenido la oportunidad de beneficiarse de este programa novedoso, que no existía en la legislatura anterior y que, lo que nos va a permitir rescatar a muchas familias, que merecían ser rescatadas, y que la salida de la crisis si no es con ellos, sinceramente, no merece la pena”, ha informado el Gobierno regional.

Récord de pernoctaciones y viajeros en establecimientos extrahoteleros en 2017
En otro orden de cosas, Hernando ha informado que el Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de los datos relativos al turismo en Castilla-La Mancha en 2017, una vez que se conocen ya las estadísticas relativas al año completo.

En este sentido, el sector arroja un “extraordinario comportamiento que desde el Ejecutivo autonómico queremos poner en valor, debido a la enorme influencia que este sector tiene en el desarrollo de nuestra comunidad autónoma, especialmente en nuestro entorno rural”, ha dicho.

Así, la región ha contado con 4,9 millones de pernoctaciones y 2,6 millones de viajeros, siendo  este año “enormemente” positivo, y prueba de ello, es que Castilla-La Mancha ha alcanzado, por primera vez en la historia, el nivel de 500.000 viajeros alojados en establecimientos extrahoteleros, con 1,2 millones de pernoctaciones extrahoteleras que suponen también un nuevo récord absoluto.

Asimismo, la región ha pulverizado el récord del PIB turístico de Castilla-La Mancha, estimado en 2.832 millones de euros, un 7,4% del PIB regional, según IMPACTUR, y un 7,1% superior al PIB turístico de 2015.

En cuanto al turismo rural, en el acumulado del año 2017 la demanda ha experimentado un apreciable ascenso, tanto en viajeros alojados (7,8%) como en pernoctaciones (7,6%), respecto al ejercicio 2016. En términos de cuota de mercado, Castilla-La Mancha ocupa el cuarto puesto en cuanto a recepción de viajeros de turismo rural, con un 7% del total. También existe un importante crecimiento en la demanda extrahotelera, que incluye campings y apartamentos turísticos, del 7,8% en viajeros y del 8,7% en pernoctaciones en el conjunto del año.

Unos datos que Hernando ha explicado “no son buenos en sí mismos, son buenos porque aportan algo al conjunto de la economía castellano-manchega, y además lo aportan en sitios donde realmente, seguramente, no haya otra opción más fácil, o más posible, más viable y mucho menos en el corto plazo como se entiende que ocurre en el entorno rural”, y ha subrayado que estas cifras explican el 8,6% que supone el sector en el empleo total de la región y los 60.000 empleos vinculados a la actividad turística.